Emergencia 4129.5300 Atencion L a V 11.30 a 18Tel 43657100 int 5874
Consejos
  • El agua es indispensable para regular la temperatura corporal //
    Un desayuno equilibrado debe contener algún tipo de lácteos, frutas y cereales //
    El descanso diario es muy importante para la salud corporal y para el bienestar psíquico //
    Es importante antes de emprender una actividad física realizar una consulta médica //
    Un alimento no es valioso sólo “si es rico y tiene pocas calorías” //

¿Qué comer para llevar una alimentación saludable y nutritiva?

21 Octubre 2016

La Licenciada en Nutrición Mariela Marín, en el marco del Taller de Vida Saludable, explicó los efectos nocivos en la salud de los alimentos industrializados y brindó consejos para incorporar alimentos naturales en la dieta diaria.
IMG_8713
El pasado miércoles se realizó el tercer encuentro del Taller organizado por el Área de Prevención y Promoción de OSUNQ que busca brindar a los afiliados herramientas para mejorar su salud. En esta oportunidad Marín expuso sobre la importancia del consumo de carbohidratos, proteínas y fibras proveniente de alimentos naturales.

En este encuentro la Licenciada en Nutrición comenzó explicando la diferencia entre los carbohidratos “buenos”, es decir aquellos que tienen fibra y muchos nutrientes y además generan en el organismo una sensación de saciedad (granos, vegetales, frutas, legumbres, harinas integrales, semilla); y los considerados “malos”, es decir aquellos a los cuales la industria les ha quitado sus nutrientes (arroz blanco, pastas, galletitas).

En cuanto al consumo de azúcar blanca y harina refinada Marín indicó que no solo aportan calorías vacías, acidifican el cuerpo, lo desmineralizan y generan pérdida de vitaminas, sino que también tienen efectos estimulantes sobre los centros cerebrales de deseo. Esto quiere decir dos cosas: una que genera adicción y otra que cuando se deja de consumir “el cuerpo se adapta y ya no lo pide”, especificó. Sumado a esto, el azúcar se encuentra dentro de los endulzantes artificiales que como el edulcorante alteran el sistema nervioso central, dañan las papilas gustativas, generan ansiedad y adicción.

En el mismo sentido, la Licenciada explicó que hoy en día muchos alimentos que brinda la industria dicen no tener azúcar, sin embargo, al leer la etiqueta de los mismos se encuentran azucares escondidos. Éstos aparecen como: glucosa de maíz, jarabe de maíz, jarabe de maíz alta fructosa, entre otras. Este endulzante es dos veces más dulce que la sacarosa y glucosa y principalmente se utiliza en las gaseosas, panes láctales, yogurt, galletitas, alimentos sin gluten, entre otros.

Frente a la pregunta de ¿cómo endulzar de forma natural? Marín enumeró una serie opciones para reemplazar el azúcar blanco: Azúcar mascabo (contiene 75% de sacarosa, enzimas y fibra, magnesio y hierro y aporta calorías); miel (tiene fluctuosa y glucosa, es un antiséptico natural, antinflamatorio, laxante y diurético); pasas de uva, dátiles e higo; y stevia (endulza 300 veces más que el azúcar común y no aporta calorías, es rica en proteínas, vitaminas y minerales).

Dentro de una buena nutrición Marín destacó la importancia de incorporar en la dieta diaria fibra debido a que los alimentos que la contienen generan saciedad, estimulan la evacuación, actúan como barrendero de los intestinos y son ideales para la prevención de enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Para ello, la Licenciada recomendó licuados de frutas y verduras que tienen alta dosis de fibra. Como ejemplo les brindó una rápida receta: apio, pepino, espinaca, jengibre rallado y algún endulzante natural como stevia. Más adelante en el taller se brindarán más recetas de este estilo.
Las proteínas también son otros de los componentes importantes a incorporar debido a su función estructural (forman músculos, tendones, ligamentos), hormonal (algunas proteínas actúan como hormonas), de transporte, entre otras.

Hay dos tipos de proteínas: las de orígenes animal, presentes en la leche, queso, yogurt, carne, pollo, pescado, huevo y de origen vegetal que se encuentran en las legumbres, frutos secos, cereales, semillas, algas. Marín les sugirió a los presentes que incorporen alimentos fuertes de proteína en cada comida intercalando entre aquellas de origen animal y vegetal.

El encuentro finalizó invitando a los presentes a concurrir con ropa cómoda a la próxima jornada debido a que el profesor de Educación Física Sebastián Alcalá será el encargado de la clase. El Taller de Vida Saludable se dicta todos los miércoles de 13.15 a 14.15 horas en el aula 42 y quienes participen de 8 de los 9 encuentros serán parte del sorteo de una bicicleta.