Emergencia 4129.5300 Atencion L a V 11.30 a 18Tel 43657100 int 5874
Consejos
  • El agua es indispensable para regular la temperatura corporal //
    Un desayuno equilibrado debe contener algún tipo de lácteos, frutas y cereales //
    El descanso diario es muy importante para la salud corporal y para el bienestar psíquico //
    Es importante antes de emprender una actividad física realizar una consulta médica //
    Un alimento no es valioso sólo “si es rico y tiene pocas calorías” //

Diabetes: “Saber prevenir garantiza una mejor calidad de vida”

21 Noviembre 2017

En conmemoración al Día Mundial de la Diabetes el pasado martes 14 de noviembre se realizó el encuentro con especialistas para dialogar sobre los distintos tipos de diabetes, la importancia de la actividad física, la alimentación, el uso de la tecnología, el rol de la salud pública, entre otros.


Una vez que los presentes ocuparan las sillas del auditorio Nicolás Casullo de la UNQ y que las organizadoras del evento dieran la bienvenida, tomaron asiento los/as cinco especialistas de la primera de las cuatro mesas que iban a conformar esta jornada cuyo fin fue el de concientizar y reflexionar “con el aporte de conocimientos científicos y la valiosa experiencia de quienes transitan la enfermedad buscando vivir en condiciones óptimas de salud”.

“La diabetes es una verdadera epidemia mundial”, fue una de las frases con las que el Doctor Héctor Ganso dio inicio a las exposiciones. El doctor fue el encargado de explicar los distintos tipos de diabetes y en consecuencia, las características que presentan. La diabetes mellitus tipo 1 es una enfermedad autoinmune y metabólica en la cual hay una deficiencia absoluta de insulina. Ganso explicó que este tipo de diabetes se presenta mayormente antes de los 30 años y la persona presenta, entre otros, los síntomas conocidos como “PPP”: polidipsia (aumento de la sed), poliuria (aumento de la micción) y polifagia (aumento del apetito).

Mientras que la diabetes mellitus tipo 2 se caracteriza por un alto nivel de azúcar en sangre y por consecuencia la resistencia a la insulina. Dentro de los factores de riesgo para este último tipo de diabetes tanto el doctor como otros/as especialistas a lo largo de la jornada mencionaron: obesidad, antecedentes familiares, presión arterial, aumento colesterol, gestar bebe de 4 kilos o más, tener una vida sedentaria, consumo de alcohol y tabaquismo.

El síndrome metabólico fue otro de los ejes tratado en otra mesa, siendo éste un conjunto de condiciones que hacen que una persona sea propensa a desarrollar por ejemplo diabetes tipo 2. Entre ellas: la grasa visceral, alto nivel de glucosa en sangre, hipertensión arterial. Aún más alarmante, el Doctor Carlos Grimberg estableció que “1 de cada 4 personas de más de 20 años cumplen con los criterios para diagnóstico para síndrome metabólico”.

Frente a este panorama y teniendo en cuenta que sólo el 50 por ciento de las personas que tienen diabetes están diagnosticadas, el doctor Ganso remarcó la importancia de realizar un control anual de glucemia a partir de los 45 años y antes en caso de que existan antecedentes familiares. El especialista fue firme al establecer que “el correcto control de la enfermedad permite una vida normal”.

En otra mesa, el doctor se refirió también a la diabetes gestacional, identificando dos tipos: una se puede dar durante el embarazo y otra antes y durante, es decir, quien esté gestando un bebe ya poseía diabetes previamente. Del primer tipo, “el 40% puede volver a desarrollar diabetes”. El doctor explicó además que “un 75% de hijos/as de madre diabética tienen hipoglucemia”, recomendando entonces un control glucémico estricto antes de la concepción.

Niñez fue otro de los puntos que estuvieron en debate a cargo de la Doctora Nilda Crescentini quien explicó que los valores para establecer la obesidad en la infancia varían a los de la gente adulta. El índice de masa corporal indica que si el resultado oscila entre 85-95 hay un sobrepeso y si es mayor ya se puede hablar de obesidad. Esta situación, sumada al sedentarismo, los antecedentes genéticos, y un elevado peso al nacer aumentan el riesgo del desarrollo de diabetes en los/as niños/as. La especialista recomendó entonces, alimentación saludable, actividad física y, para cuando son bebes, la lactancia materna ya que disminuye el riego de desarrollar diabetes tipo 2.


¿Cómo prevenir y controlar la diabetes?

La alimentación y la actividad física son ejes fundamentales para llevar adelante un estilo de vida saludable en todos los casos, pero más aún si una persona tiene diabetes de tipo 2. El Licenciado Leandro Felix y las Licenciadas Mariana Capello y Amalia Kuchta fueron los/as encargados/as de aconsejar a los/as presentes sobre estos dos puntos.

“Una sesión de actividad física mejora 18 horas el transporte de la glucosa y si se hace de forma regular esa mejora puede durar meses”, explicó Felix estableciendo que el ejercicio disminuye los niveles de glucosa en sangre, incrementa la sensibilidad de insulina, posibilita la reducción de dosis de medicamento, de hipertensión y de obesidad, mejora la circulación sanguínea y brinda un bienestar psicológico.

Estos numerosos beneficios que con énfasis se expusieron son posibles con una rutina de ejercicio realizada 3 veces por semana de entre 30/60 minutos. Y como eje a recalcar, mencionaron la importancia de estar acompañado/a a la hora de ejercitarse. Otras recomendaciones igual de importantes que señaló el especialista rondaron en la exploración médica antes de comenzar un ejercicio: análisis clínico, control glucémico, prueba de ergonomía, obtención de datos antropométricos, examen oftalmológico y neurológico fueron los encomendados.

A la hora de hablar de alimentación el tema en cuestión fue el rotulado de los alimentos y la importancia de ver cómo están compuestos los alimentos que se consumen. Capello y Kuchta explicaron cómo es el mecanismo de rotulación regulado por el Código Alimentario Argentino que establece como obligatorio la incorporación de información como la denominación de venta, lista de ingredientes, contenido neto, modo de uso, lugar donde se realizó el alimento e información nutricional.

Y entrando más en detalle, pusieron especial hincapié en las inscripciones como “sin azúcar añadidos”, ejemplificando que si bien ese alimento no contiene azúcar agregado, puede contener edulcorante, o tener gran contenido graso para mejorar el sabor y ser entonces, poco saludable. La recomendación en este caso fue fundamentalmente consumir alimentos frescos y estar atentos/as a las etiquetas de los productos envasados.

La tecnología también tuvo su lugar en la jornada en tanto el Doctor Carlos Grimberg compartió nuevas innovaciones en parches para disminuir los pinchazos que deben hacerse las personas diabéticas tanto para medir la glucosa o para inyectarse insulina. También compartió aspectos en vías de investigación, aún sin éxito, sobre la posibilidad de producir insulina en vía oral.

Con gran entusiasmo y habiendo compartido experiencias personales sobre vivir en condición óptima siendo diabético/a, finalizó la jornada. El evento gratuito y abierto a la comunidad estuvo organizado por Docentes del Área de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Quilmes, la Licenciatura en Terapia Ocupacional y la Licenciatura en Enfermería con participación de Obra Social de la Universidad de Quilmes (OSUNQ).