Emergencia 4129.5300 Atencion L a V 11.30 a 18Tel 43657100 int 5874
Consejos
  • El agua es indispensable para regular la temperatura corporal //
    Un desayuno equilibrado debe contener algún tipo de lácteos, frutas y cereales //
    El descanso diario es muy importante para la salud corporal y para el bienestar psíquico //
    Es importante antes de emprender una actividad física realizar una consulta médica //
    Un alimento no es valioso sólo “si es rico y tiene pocas calorías” //

“Aprender a disfrutar de la comida es la clave”

3 Noviembre 2017

Con gran participación de afiliados/as de la Obra Social de la Universidad Nacional de Quilmes comenzó el nuevo grupo de Descenso de peso.

Seis encuentros a cargo de la Licenciada en Nutrición Luciana Hernaez buscarán que los/as afiliados/as incorporen hábitos saludables para mejorar su calidad de vida. En este primer lunes, los/as participantes compartieron sus dudas, experiencias y expectativas.

Así también, Hernaez explicó datos relevantes para tener un primer diagnóstico. El Índice de Masa Corporal (IMC) es el método de medida entre el peso y la talla. La Licenciada explicó que se calcula de la siguiente manera: IMC = Peso actual (kg) /Talla (m)2. El resultado del IMC brinda una visión sobre el estado del cuerpo que se puede evidenciar en el siguiente cuadro.

Otro dato relevante para conocer que destacó Hernaez fue la medida del perímetro abdominal siendo considerado saludable en hombres hasta 102 centímetros y en mujeres hasta 88 centímetros. Si se superan estos valores aumenta el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares.

Nuevos hábitos para una vida saludable

Frente a un primer diagnóstico, Luciana comentó algunos cambios que pueden empezar a realizar los/as presentes en su vida diaria. Para empezar, respecto a la alimentación estableció que “aprender a disfrutar de la comida es la clave, no hay alimentos prohibidos, sólo conviene dar más preferencia a algunos y menos a otros”.

Dentro de los alimentos recomendados mencionó: vegetales de todo tipo, legumbres, carnes sin grasas, lácteos descremados, pollo sin piel, pescados de mar, frutas y bebidas sin azúcar. Mientras que aquellos que es preferible evitar son: harinas, fiambres, achuras, frituras, snacks, carnes grasas, bebidas con alcohol en exceso, entre otras. Asimismo, compartió con los presentes consejos sobre cómo organizarse a la hora de sentarse a comer (ver imagen).

Por otro lado, mencionó algunas características importantes para una alimentación saludable. Primero, tiene que ser completa, es decir, contener todos los nutrientes; equilibrada que sus nutrientes estén en las proporciones adecuadas; inocua, es decir, libre de microorganismos, toxinas y/o contaminantes que puedan ser un riesgo para la salud; suficiente, cubriendo las necesidades de cada persona; variada y adecuada, acorde con los gustos y recursos económicos de cada persona.

Otro elemento importante a incorporar en la rutina que mencionó la Nutricionista es la realización de actividad física. Dentro de los beneficios de la misma se mencionaron: la mejora en la función cardio respiratoria, reducción del sobrepeso y obesidad, aumento de la masa muscular y mejora de la postura corporal, disminución de la incidencia de diabetes, infarto cardíaco, ACV e hipertensión, regulación del colesterol y triglicéridos – HDL/LDL y mejora de la imagen corporal y estado de ánimo.

Este encuentro constó de un primer acercamiento que se irá profundizando al pasar del taller a partir de las necesidades de las personas. El grupo de Descenso de peso se desarrolla todos los lunes a partir de las 13 horas en el aula 52 y es exclusivo para afiliados/as OSUNQ.

Además, se encuentra organizado por el Área de Promoción y Prevención de la Salud y, como años anteriores, busca renovar el compromiso de la Obra Social con la mejora de la calidad de vida de sus afiliados/as.