Emergencia 4129.5300 Atencion L a V 11.30 a 18Tel 43657100 int 5874
Consejos
  • El agua es indispensable para regular la temperatura corporal //
    Un desayuno equilibrado debe contener algún tipo de lácteos, frutas y cereales //
    El descanso diario es muy importante para la salud corporal y para el bienestar psíquico //
    Es importante antes de emprender una actividad física realizar una consulta médica //
    Un alimento no es valioso sólo “si es rico y tiene pocas calorías” //

Alimentación y ejercicio: claves para controlar la Diabetes

14 Noviembre 2018

La Diabetes es una enfermedad muy frecuente y pocas veces diagnosticada, el diagnóstico y la incorporación de hábitos saludables ayuda a controlarla, y en algunos casos prevenirla.

Para diagnosticar la diabetes en principio se realiza un estudio de sangre en ayunas para medir el nivel de glucosa y después, si el/la médico/a cree pertinente se realizan otros tipos de pruebas.

Existen tres tipos de diabetes más frecuentes, y para cada una, una serie de síntomas o antecedentes a prestar atención. La diabetes mellitus tipo 1 se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona. Se presenta mayormente antes de los 30 años y sus síntomas son conocidos como “PPP”: polidipsia (aumento de la sed), poliuria (aumento de la micción) y polifagia (aumento del apetito). Además, de las inyecciones de insulina hay hábitos que se pueden incorporar para controlar la enfermedad.

La diabetes mellitus tipo 2 se caracteriza por un alto nivel de azúcar en sangre y por consecuencia la resistencia a la insulina. Dentro de los factores de riesgo se encuentran: obesidad, antecedentes familiares, hipertensión arterial, aumento colesterol, tener una vida sedentaria, consumo de alcohol y tabaquismo. Tal como se puede evidenciar por estos factores de riesgo, este tipo de diabetes se puede prevenir. Para ello, es recomendable tanto realizarse chequeos médicos, como asesorarse con profesionales que acompañen el proceso de cambio de hábitos.

Existen casos donde el nivel de la glucosa en sangre es mayor de lo normal pero no lo suficientemente alto como para que sea diagnosticado como diabetes. A esto se lo conoce como prediabetes y es sumamente importante controlarlo para evitar llegar a tener diabetes tipo 2.

Por último, existe lo que se denomina diabetes gestacional. Este es un estado hiperglucémico que aparece o se detecta por primera vez durante el embarazo. Sus síntomas son similares a los de la diabetes de tipo 2, pero suele diagnosticarse mediante las pruebas prenatales, más que por síntomas. El diagnóstico consiste en la prueba de tolerancia oral a la glucosa tras un ayuno nocturno entre las semanas 24 y 28 de la gestación.

En todos los casos, realizar ejercicio y llevar una alimentación saludable ayuda a disminuir los niveles de glucosa en sangre. Para ello te sugerimos las siguientes recomendaciones >